Energía solar fotovoltaica, una opción necesaria para la industria del frio

La energía solar es una forma de ahorro y mejora de la eficiencia para cualquier empresa, pero especialmente en el sector del congelado. Esta industria presenta gastos de energía muy elevados debido a que la maquinaria que necesita para mantener el frio permanece en funcionamiento las 24 horas del día. Por ese motivo, de forma especial en este sector, una instalación fotovoltaica proporciona innumerables ventajas, sobre todo de ahorro en la factura de la luz y de disminución del impacto medioambiental.

Una instalación solar en la cubierta de una empresa es capaz de recoger, sin ocupar un espacio útil, la radiación solar y transformarla en corriente alterna. ¿Cómo? A través de un inversor. Este inversor convierte la corriente eléctrica de continua a alterna para ser utilizada 

¿Qué beneficios ofrece la energía solar fotovoltaica a una empresa de distribución de congelados y refrigerados? POWEN, la eléctrica de quienes producen su propia energía, destaca cuatro beneficios:

  • Es inagotable, gratuita y limpia: La energía solar es una fuente de energía no contaminante y, además, gratuita. El precio de otros combustibles necesarios para generar energía sube en función del mercado, la energía solar, en cambio, cuesta siempre lo mismo: nada.  La rentabilidad de las instalaciones solares, después de la inversión inicial, crece, por lo tanto, de forma significativa con el paso del tiempo. ¿A qué esperamos las empresas para sumarnos a esta fuente inagotable de energía?
  • Contribuye a disminuir el índice de emisiones de CO2. El uso de la energía solar implica una disminución notable de emisiones de CO2. Tampoco emite, como sí hacen otros combustibles, humos ni olores y, además, tiene mayor independencia del suministro energético externo y, en el caso de edificación, mejora de la calificación energética: tan solo la incorporación de una instalación solar a una red de climatización ya existente puede suponer una mejora notable de la calificación energética del edificio abastecido.
  • Es flexible y no invasiva Las instalaciones solares solo requieren de espacio para su implementación. No precisan interrumpir los procesos productivos o frenar la producción para instalarse y empezar a generar energía limpia y son compatibles con el modo tradicional de abastecerse que tienen las empresas. Son instalaciones de una gran flexibilidad que se pueden combinar y adaptar de múltiples formas a los sistemas de generación existentes sin distorsionar ni perturbar la producción energética convencional.
  • Es enormemente rentable: La fabricación de paneles solares es una inversión muy rentable a corto plazo. Puede suponer un ahorro de hasta un 40% en la factura de la luz y tiene un crecimiento exponencial a lo largo de los años. El futuro de la industria de congelados y refrigeración está en el paso a las energías renovables, que permitirá a proveedores y distribuidores de congelados “enchufarse” al sol y aprovecharse de algo que está ya al alcance de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *